Menu
IDIOMA:

Localización

Palau Municipal de Congressos de Madrid

Dirección artística

Trílope

Producción

Trílope

Cliente

AECOC: Congreso Horeca

Fecha

Mayo 2019

Vivimos en un mundo limitado, un mundo finito.

Ante esta realidad se nos plantea un reto: crear nuevas dinámicas para evitar la extinción del planeta. Para la 17.ª edición del Congreso AECOC de Horeca se crea un concepto creativo que busca sorprender al público por su dureza, por su verdad pero que al mismo tiempo busca transmitir un relato de esperanza.

En un primer momento, en el escenario construimos un paisaje de troncos de árboles de colores negro cenizo. Buscamos una imagen de bosque quemado, de desolación. Estos troncos permanecen sobre una estructura que permite que se mantengan de pie y que a la vez simulan hogueras. Para representar las ramas de los árboles, utilizamos flexos de escritorio de diferentes medidas. Utilizando estas lámparas conseguimos recrear las ramas y al mismo tiempo podemos jugar con la luz para hacer evolucionar la escenografía y dotarla de contenido.

La iluminación tiene un papel muy importante. En un principio jugamos con tonos rojos para simular el fuego, hasta ir a parar a tonos verdes, que simulan el resurgimiento de la vida.

Intervención de los ponentes: Cada vez que un ponente aparece en el escenario lleva una planta o flor de vida, para dejarla junto a los troncos y neutralizar la hoguera. Además, durante las pausas de networking, el equipo de escenógrafos de Trílope decora poco a poco los troncos con hiedras y plantas naturales para regenerar el paisaje.

Finalmente, la escenografía se convierte en un bosque replantado. Una esperanza que compartimos con el asistente.

Cena experiencial

Como en la edición anterior, en el hall se montan 5 estructuras pentagonales, icono del Congreso de Horeca. En este caso, nos sirven como elementos decorativos, pero también como mesas para exponer la comida que se prepara ad hoc para la cena del congreso.

Para seguir con la línea creativa de la escenografía del auditorio, se utilizan plantas para decorar los pentágonos.

Mostramos en todo el proceso creativo, un mensaje positivo, en el cual la vida seguirá abriéndose camino y seguirá adelante. Cada estructura está cubierta por una guirlanda verde y por cada cara se decora con una planta comestible, como por ejemplo uva y xili o laurel y oliva. Así pues, cada elemento vivo y decorativo, está directamente relacionado con la propuesta gastronómica, teniendo un total de 8 bufetes diferentes.

Uno de los puntos claves de esta edición, es el planteamiento que vivimos en un planeta finito y, como consecuencia, en 2100 algunos alimentos se habrán extinguido y ya no formarán parte de nuestra dieta, como por ejemplo el cacao, las frutas tropicales, el pez azul… Por eso, uno de los pentágonos servirá para hacer un homenaje a estos alimentos finitos.

Trílope

(Re)plantéatelo!

En esta 17.ª edición, realizamos una acción solidaria. Aprovechamos el hilo conductor marcado y enviamos un mensaje para conservar y mejorar el planeta. AECOC colabora con la fundación Bio Planet que, a través de su trabajo, se suma a la reforestación del planeta. En el hall, habilitamos un espacio para que los asistentes pudieran participar haciendo un gesto simbólico: replantando una planta en el huerto urbano que habilitamos durante el Congreso, por cada árbol reforestado.